Llámanos 948 20 41 89 Primera cita Gratuita

Inducción hipnótica – Hipnosis – LC Psicólogos

Llámanos 948 20 41 89 PRIMERA CITA GRATUITA
948 20 41 89 Primera cita Gratuita
Contacto

Inducción hipnótica

Durante el proceso de hipnosis el paciente nunca pierde ni ve alterada su voluntad

En LC Psicólogos utilizamos la inducción hipnótica como una más de las técnicas que aplicamos en nuestras terapias.

Hipnosis

Desde la psi­cología exper­i­men­tal y la neu­ro­cien­cia se define la hipnosis como una alteración nat­ural de la con­cien­cia; es decir, del modo en que nos damos cuenta de nue­stros esta­dos inter­nos y de la infor­ma­ción del medio externo. Este cambio de conciencia provocado a través de focal­ización aten­cional, con­cen­tración, imag­i­nación y las suges­tiones del ter­apeuta per­mite que el paciente adquiera mayor conocimiento y control sobre sí mismo.

Los ben­efi­cios pueden ir desde algo tan con­creto como cam­biar un patrón de respuesta emo­cional angus­tioso frente a una situación especí­fica, hasta mov­i­lizar recur­sos inter­nos del paciente para poten­ciar áreas y des­cubrir aspec­tos nuevos de sí mismo.

Exis­ten mitos comunes respecto a la hip­no­sis. Muchos de ellos han sido des­men­ti­dos gra­cias a la inves­ti­gación cien­tí­fica.

Entre los más comunes, encon­tramos la idea de que la hip­no­sis tiene alguna relación con estar “dormido” cuando, en real­i­dad, la hip­no­sis no tiene ningún parecido con el sueño. De hecho, el fun­cionamiento del cere­bro en hip­no­sis se ase­meja más a estar muy despierto que a estar dormido.

Otro mito fre­cuente es la idea de que quien guía el pro­ceso de hip­no­sis adquiere algún poder sobre la per­sona hip­no­ti­zada cuando, en realidad, la hip­no­sis es siempre auto­hip­no­sis. El paciente nunca pierde ni ve alter­ada su vol­un­tad, siendo en todo momento dueño de decidir qué decir y qué hacer.

También, algu­nas per­sonas creen que salir de la hip­no­sis implica automáti­ca­mente olvi­dar las expe­ri­en­cias vivi­das durante la sesión. Cier­ta­mente, es posi­ble que se genere amne­sia espon­tánea pero es muy infre­cuente y, siem­pre, temporal.

Donde podemos encon­trar más mitos e ideas erróneas es en lo que respecta a la evo­cación de recuer­dos durante hip­no­sis. Por ejem­plo, es posi­ble que el pro­ceso de la hip­no­sis evoque recuer­dos del pasado de man­era tan vívida que el paciente sienta que vive ese momento por segunda vez. Esto se lla­ma “regre­sión de edad” y suele ser muy útil para inter­venir trau­mas pasa­dos como ocurre en el trastorno por estrés pos­traumático. Sin embargo, esos recuer­dos no sue­len ser totalmente pre­cisos; muchas veces hay dis­tor­siones respecto a lo que real­mente pasó. Sin embargo, su util­i­dad en psi­cología clínica continúa siendo muy alta, pues en ter­apia es mucho más impor­tante traba­jar con la expe­ri­en­cia emo­cional del paciente y sus propias construc­ciones respecto a un recuerdo que con los detalles precisos de ese recuerdo.

La hip­no­sis actual­mente se acopla a numerosos enfo­ques de tratamiento en psi­coter­apia con el obje­tivo de aumen­tar la efi­ca­cia en la inter­ven­ción de multitud de afec­ciones.

Su mayor efi­ca­cia se vin­cula al tratamiento de:

En tér­mi­nos gen­erales, la hip­no­sis per­mite modificar  patrones emocionales tales como la respuesta de angus­tia frente a un estímulo. En hip­no­sis, es posi­ble aso­ciar y dis­o­ciar emo­ciones respecto de estí­mu­los y con­tex­tos.

Los estu­dios indi­can que la uti­lización de hip­no­sis fuera de un con­texto ter­apéu­tico, como téc­nica única y ais­lada, podría ser efi­caz pero no suele generar resul­ta­dos que se man­ten­gan a largo plazo. Por con­sigu­iente, la hip­no­sis clínica siem­pre debe ser apli­cada por un psicólogo o psiquiatra entrenado en el contexto de un procedimiento terapéutico.

Terapia de autorregulación

Se utiliza como alternativa a la hipnosis y consta de tres fases:

  • Ejercicios de recuerdo sensorial: Persiguen entrenar al paciente para provocar sensaciones, emociones y comportamientos por asociación con una determinada estimulación. Es lo mismo que nos ocurre de modo espontáneo cuando al escuchar una canción o percibir un aroma volvemos a sentir emociones y/o sensaciones de otros tiempos.
  • Entrenamiento en asociación de sensaciones físicas a imágenes o autosugerencias.
  • Generalización: Consiste en el manejo de sugestiones hipnóticas tradicionales o terapéuticas a fin de promover la modificación de la conducta problema.