Llámanos 948 20 41 89 Primera cita Gratuita

Técnicas cognitivas – LC Psicológicas

Llámanos 948 20 41 89 PRIMERA CITA GRATUITA
948 20 41 89 Primera cita Gratuita
Contacto

Técnicas cognitivas

Las técnicas cognitivas que aplicamos en LC Psicólogos están orientadas a producir y manejar pensamientos adaptativos.

Se fundamentan en la consideración de que, ante cualquier situación, las personas no respondemos automáticamente sino en base a creencias o supuestos tácitos contenidos en esquemas cognitivos que nos permiten organizar la realidad.

En LC Psicólogos trabajamos:

TÉCNICAS PARA IDENTIFICAR Y MODIFICAR ESQUEMAS COGNITIVOS Y SUPUESTOS BÁSICOS SUBYACENTES

El objetivo es identificar qué creencias nucleares se activan ante las situaciones conflictivas que nos generan malestar:

  • Obtener e identificar creencias
  • Buscar reglas de inferencia del tipo “si A entonces B”
  • Detectar los “debería” y “tendría”
  • Detectar temas comunes en los pensamientos automáticos que producimos ante distintas situaciones
  • Plantear situaciones hipotéticas
  • Forzar la perspectiva histórica
  • Rememorar situaciones de alto contenido emocional

REESTRUCTURACIÓN COGNITIVA

Consiste en un análisis cuidadoso de los pensamientos automáticos informados por el paciente y relevantes para el problema. Se intenta concretar el significado subjetivo del pensamiento y las evidencias en las que se basa.

Más que intentar refutar las valoraciones problemáticas, el terapeuta realiza preguntas dirigidas hacia el pensamiento, las evidencias en que se basa y aquellas que podrían cuestionarlo.

La meta es ayudar al paciente a considerar interpretaciones o valoraciones más realistas y adaptativas.

El desafío de pensamientos automáticos negativos trata de generalizar los cambios de estos patrones cognitivos problemáticos a nuestra vida diaria para que se consoliden los cambios.

La reestructuración cognitiva es una estrategia destinada a proporcionar hábitos cognitivos nuevos. Entre ellos:

  • Cambiar autoafirmaciones irracionales autoinducidas por autoafirmaciones racionales.
  • Identificar la emoción dolorosa (ira, ansiedad, desesperanza…) que estoy sintiendo.
  • Señalar los estilos de pensamiento disfuncionales e identificar los pensamientos automáticos.
  • Realizar afirmaciones que describan una forma alternativa y sana de observar la situación.

ENTRENAMIENTO EN SOLUCIÓN DE PROBLEMAS

Esta estrategia se entiende como un recurso que facilita el afrontamiento de situaciones de conflicto o estrés.

Consiste en varias fases aprendidas en el transcurso de las sesiones de terapia con el objetivo de emplearlas en situaciones problemáticas a las que la persona se ve confrontada.

En concreto, las fases del entrenamiento en solución de problemas son las siguientes:

  • Orientación hacia el problema.
  • Definición concreta del problema.
  • Generación de posibles soluciones.
  • Examen de las ventajas y desventajas de cada una de las soluciones generadas.
  • Elección de la solución preferida.
  • Puesta en práctica de la solución.
  • Evaluación de los resultados.

ENTRENAMIENTO EN INOCULACIÓN DE ESTRÉS

Procedimiento a través del cual las personas logran conceptualizar y valorar adecuadamente las demandas estresantes, adquirir un repertorio de habilidades para afrontar el estrés y practicarlo exponiéndose ante distintos tipos de acontecimientos estresantes, graduados en intensidad creciente, aumentando así su resistencia ante el estrés.

Consiste en las siguientes fases:

  • Fase de educación o conceptualización: El terapeuta instruye al paciente acerca del contenido de su problema, cómo puede controlarse, los recursos con los que cuenta y las estrategias que le aportarán medios para superar o resistir el estrés.
  • Fase de adquisición de habilidades: El terapeuta enseña en distintas habilidades y desarrolla un entrenamiento autoinstruccional que sirva al paciente para guiar sus acciones positivamente y evitar pensamientos catastrofistas. Se le enseña a descomponer el acontecimiento estresante en segmentos, a identificar cada uno de ellos, así como los pensamientos catastrofistas, y a sustituirlos por otros.
  • Fase de aplicación: El terapeuta expone al paciente a los estímulos estresantes en intensidad creciente para ensayar las habilidades aprendidas, mejorar su autoeficacia y su sentido de dominio personal del estrés.

EXPERIMENTOS CONDUCTUALES

El paciente podría hacer determinadas predicciones negativas que conducen a la evitación o la búsqueda de seguridad excesivas.

La planificación, durante la sesión de terapia, y la puesta en práctica de cambios en ese tipo de conductas ayudan al paciente a comprobar la adecuación de las predicciones negativas, y, en caso de resultar erróneas, conduce a cambios en el patrón cognitivo disfuncional.

DETENCIÓN DE PENSAMIENTO

Es una estrategia de intervención para pensamientos de carácter obsesivo y fóbico.

La técnica de detención de pensamiento implica que el paciente se enganche voluntariamente en la cadena de pensamiento disfuncional. Cuando ya está concentrado en esa rutina mental, el terapeuta interrumpe abruptamente el pensamiento disfuncional. Posteriormente será el sujeto quien lo practique por su cuenta.

ENTRENAMIENTO AUTOINSTRUCCIONAL

Se utiliza para modificar o contrarrestar la interferencia de los pensamientos negativos en la ejecución correcta de una tarea o el afrontamiento de una situación, mediante pensamientos-guía estructurados en palabras.

TÉCNICAS DE INTENCIÓN PARADÓJICA

El paciente es animado a hacer o a desear que ocurra aquello que precisamente teme, de modo que detenga su tendencia a tratar de evadir o controlar los síntomas.

La intención paradójica requiere para su aplicación que el paciente renuncie a los intentos de control del problema y que esté dispuesto a hacer aparecer y aumentar los síntomas (en contra de su propia lógica).

Los cambios paradójicos que pueden pautarse son:

  • Prescripción del síntoma: Es la estrategia más utilizada. Consiste en solicitar al paciente que busque y provoque de forma voluntaria los síntomas antes de que aparezcan. Está indicada en respuestas involuntarias (pensamiento intrusivo o insomnio) o comportamientos que el paciente siente no poder controlar.
  • Restricción paradójica y contención del cambio: El terapeuta desaconseja el cambio, renuncia a él o lo prohíbe con argumentaciones pesimistas para acelerar o desbloquear el proceso de cambio.
  • Cambio de postura: Se trata de adoptar la visión catastrofista que un paciente tiene de sí mismo, exagerando esa visión. Es útil para las personas que buscan la aprobación de los demás, a través de conductas de queja, o en pacientes desafiantes.
  • Programación de recaída: Se trata de programar recaídas con control, de tal forma que el empeoramiento no sorprenda al paciente y lo genere voluntariamente para comprobar que lo puede volver a afrontar. De esta forma se reestructuran ideas referidas a que, frente a determinadas situaciones, el control es imposible.
  • Confusión e interferencia: Cuando el discurso de un paciente es ambiguo, lacónico y se percibe resistencia a expresar el problema en términos concretos, un discurso impreciso y vago por parte del terapeuta, es probable que provoque en el paciente serios intentos de precisar más su información.
  • Utilización del paciente y anticipación de resultados: El terapeuta utiliza una estrategia de evaluación para producir un cambio en la secuencia del problema. Se usan auto-registros, para que el paciente sea consciente de la propia conducta, e indicaciones de que tendrá una excesiva dificultad para realizar conductas, aunque en realidad el terapeuta tiene claro que no es así.

AUTORREGISTROS

Se utilizan desde las fases iniciales con el fin de recoger información emocional del paciente a lo largo del día. Aportan una línea de base objetiva y útil para hacer comparaciones consigo mismo a medida que avanza la terapia.

DESCUBRIMIENTO GUIADO

Hace referencia al proceso de ayudar al paciente a alcanzar nuevas perspectivas que desafíen sus creencias disfuncionales mediante el cuestionamiento socrático.

TÉCNICAS DE REATRIBUCIÓN

Se utilizan para modificar los sesgos cognitivos relacionados con las dimensiones atribucionales de locus de control, estabilidad y especificidad.

Las personas depresivas suelen hacer atribuciones internas, estables y globales para sus errores o fracasos, y externas, inestables y específicas para sus éxitos.

TÉCNICA DE CONCEPTUALIZACIÓN ALTERNATIVA

Consiste en aprender a buscar interpretaciones alternativas adecuadas para elaborar el significado de las situaciones ambiguas.

TÉCNICAS BASADAS EN LA IMAGINACIÓN

Consisten en imaginar situaciones y expresar sentimientos y conductas para, posteriormente, describir la situaciones con un cambio de pensamientos.

Entre ellas destacan:

  • Parada de imágenes: Se interrumpe bruscamente el transcurso de una imaginación que produce malestar y se cambia la escena.
  • Repetición continuada: Repetición de la escena que produce malestar hasta que este se reduce.
  • Proyección temporal: Imaginación de la escena que produce malestar desplazada en el tiempo.
  • Imaginar metáforas.
  • Parada de imagen catastrofista.
  • Imaginación inducida.
  • Repetición de metas: Orientada a incrementar la autoeficacia.
  • Imaginación positiva.