Llámanos 948 20 41 89 Primera cita Gratuita

Habilidades funcionales – LC Psicólogos

Llámanos 948 20 41 89 PRIMERA CITA GRATUITA
948 20 41 89 Primera cita Gratuita
Contacto

Habilidades funcionales

En LC Psicólogos te ofrecemos entrenamiento en habilidades funcionales.

Las habilidades funcionales o actividades de la vida diaria (AVD) son aquellas necesarias para cuidar de uno mismo y del entorno próximo constituyendo un factor crítico para la salud y el bienestar. Son muy importantes por las repercusiones personales, sociales e, incluso, económicas que pueden tener.

Uno de los problemas más acuciantes en el tratamiento de las personas mayores y/o de las que padecen trastorno mental grave (TMG) de larga evolución es la dependencia o necesidad de una tercera persona para el desenvolvimiento diario y la realización de las actividades de la vida diaria.

La dependencia suele tener un efecto negativo importante por la pérdida de autonomía, el impacto emocional negativo y la disminución de la autoestima. Estas dificultades conllevan una escasa competencia social, influyen negativamente en la recuperación y se traducen en una pobre calidad de vida para el paciente y su familia.

Las habilidades funcionales suelen clasificarse en:

  • Básicas: Imprescindibles para cubrir necesidades fisiológicas como la alimentación, la higiene, el vestido, el desplazamiento y la movilidad, la continencia de esfínteres, etc.
  • Instrumentales: Aquellas más complejas que requieren las capacidades físicas y mentales necesarias para vivir de forma autónoma e independiente: escribir, cocinar, manejo de la medicación, utilizar el teléfono, etc.

Normalmente, la familia es la primera fuente de apoyo en estas situaciones aunque, también, atención y apoyo residencial cumplen una función primordial.

Las pautas de cuidado que utilizamos con la persona dependiente, así como las expectativas que el cuidador tiene sobre la capacidad y resultados de ejecución que el dependiente obtendrá en estas actividades, influyen directamente en la disminución de competencia por parte de este.

En ocasiones, la dependencia provoca inicialmente en el cuidador unos comportamientos de apoyo social inmediato y consistente traducido en cuidado, apoyo, verbalización y contacto, además de ayuda para la realización de las propias AVD. Estos factores, sumados a que los comportamientos autónomos de dichas personas no son observados ni alabados por el cuidador, por lo que no se refuerzan, provocan y mantienen la dependencia.

En los sistemas actuales de salud mental predomina el modelo comunitario, que centra su atención en la permanencia del sujeto en la comunidad, donde recibe el tratamiento y el seguimiento. Gracias al tratamiento farmacológico se estabilizan los síntomas y se previene la hospitalización. Sin embargo, el tratamiento con fármacos no influye sobre las AVD ni en la adaptación social.

Esta situación hace muy necesario, en numerosas ocasiones, recibir un entrenamiento en AVD por parte de un psicólogo cualificado. En LC Psicólogos te ofrecemos entrenamiento en habilidades funcionales.

Ponte en contacto con nosotros y cuéntanos tu caso.