Llámanos 948 20 41 89 Primera cita Gratuita
Llámanos 948 20 41 89 PRIMERA CITA GRATUITA
948 20 41 89 Primera cita Gratuita
Contacto

Tratamiento de fobias

El tratamiento de fobias que llevamos a cabo se diseña para cada caso concreto.

Al hablar de fobia podemos distinguir entre fobias específicas y fobia social. El tratamiento de fobias que se lleve a cabo dependerá de cada caso concreto.

La fobia específica se refiere a un miedo excesivo o irracional desencadenado por la presencia o anticipación de objetos o situaciones concretos: animales, lugares cerrados, alturas, oscuridad, tormentas, vuelos, ver sangre, recibir inyecciones, intervenciones médicas, tragar alimentos sólidos, conducir un coche, aguas profundas… Como consecuencia de la presencia del estímulo fóbico se produce una respuesta inmediata de ansiedad que puede desencadenar, incluso, un ataque de pánico. Las situaciones fóbicas son habitualmente evitadas o se soportan con malestar intenso.

En la fobia específica, el miedo no suele provocarlo el objeto en sí, sino las consecuencias terribles que la persona cree que se derivarán del contacto con el objeto. Por ejemplo, las personas con fobia a conducir tienen miedo de los accidentes; las que tienen fobia a las serpientes temen ser mordidas por ellas, y los individuos claustrofóbicos temen ahogarse o quedar atrapados en un espacio cerrado.

Aunque la mayoría de los individuos con una fobia específica reconocen que, en realidad, no hay nada que temer, saberlo no les ayuda a disminuir su miedo.

En LC Psicólogos te ayudamos mediante el tratamiento adecuado a cada fobia específica.

En el caso de la fobia social nos encontramos ante lo que sería una motivación adaptativa que nos permite comportarnos adecuadamente ante relaciones interpersonales nuevas o importantes.

Sin embargo, en algunas personas esta ansiedad se vuelve muy intensa, no guarda relación con la realidad del temor experimentado o no acaba por extinguirse tras unos minutos de interacción o tras la exposición repetida a situaciones sociales; el mecanismo de adaptación va degenerando en fobia social.

Las fobias sociales pueden estar referidas a estímulos muy específicos (comer, beber, hablar en público, etc.) o presentarse de forma generalizada ante diversas situaciones sociales (iniciar y mantener conversaciones, participar en pequeños grupos, asistir a fiestas, tener citas, etc.).

El principal miedo del paciente es llegar a actuar de tal forma que se sienta humillado o avergonzado ante los demás, por lo que uno de los miedos más comunes es que la gente pueda detectar y ridiculizar la ansiedad que siente en esa situación.

En LC Psicólogos queremos ayudarte a superar tus miedos poniendo a tu alcance el tratamiento correcto para tu fobia social.